lunes, 3 de enero de 2011

Un día demasiado gris.


Hoy hice otro bolso reversible. Pero hacía un día tan gris que ni siquiera intenté hacer una foto.

Así que os enseño algunos regalos más que hicimos para navidad a la familia.

El cuadro arriba hizo mi hija mayor. Con los hexágonos que ella empezó unir este verano , y nunca llegó a ser lo suficiente grande para una manta para las muñecas, pusimos en un bastidor pintado. Ella escogió botones y puntillas de mis cajones y los cosió encima de la tela.
Me parece que quedó muy bonito y original. Y la abuela también quedó más que contenta.



Este monedero hice yo para mi madre, la abuela del bastidor. Le gusta mucho la lana, tweed, y le puse el detalle del la flor bordada.



A mi hermano y su familia hice estas servilletas, hechas de patchwork.

A ver si mañana hace mejor día para hacer fotos.
Gracias por tu visita, hasta mañana!


2 comentarios:

  1. cuántos regalitos handmade!! elbastidor quedó precioso, la verdad ^_^ Un beso , y ¡ feliz año!

    ResponderEliminar
  2. la familia debe estar encantada de tener toda una artesana en casa que les haga estos regalos tan bonitos. Me gusta todo, y el cuadro de tu niña es precioso, yo lo colgaría en el lugar más visible de casa.
    Feliz año y creativo
    Besos

    ResponderEliminar